Con este lema, hoy 8 de Marzo, recordamos un año más la falta de equidad de género existente en el mundo. Sin duda en los últimos años hemos visto avances y una creciente sensibilidad ciudadana, pero en el 2021, según los datos que proporciona Naciones Unidas, todavía existen restricciones legales que impiden a 2 700 millones de mujeres acceder a las mismas opciones laborales que los hombres. Menos del 25% de los/as parlamentarios/as eran mujeres en 2019 y una de cada tres mujeres sigue sufriendo violencia de género.

Vivimos un momento histórico sin precedentes, marcado por la superposición de múltiples crisis -desigualdad, ecológica, alimentaria, democrática, etc.- donde la pandemia ha puesto de relieve las vulnerabilidades existentes. La COVID ha sacudido los cimientos de las débiles estructuras económicas, sociales y de salud en muchos países, con mayores efectos en las personas y los grupos en situación de mayor vulnerabilidad y discriminación.

La pandemia ha puesto sobre la mesa la necesidad de salir de la crisis con un nuevo contrato social, económico y político, que acelere las transformaciones señaladas por los acuerdos internacionales.

Desde el Grupo de Trabajo de Género de La Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo, nos presentan este año un decálogo al que desde FISC nos sumamos con título “Ante la emergencia social, el feminismo es esencial

El Día Internacional de la Mujer de este año es un clamor a favor de la Generación Igualdad, a fin de actuar para conseguir un futuro igualitario.

Hagamos que 2021 sea un año decisivo para las mujeres y las niñas en todo el mundo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *