Hoy, domingo 15 de noviembre de 2020, celebramos la IV JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES. Es el cuarto año que se celebra esta jornada, instituida por el Papa Francisco, para hacernos  reaccionar ante “cultura del descarte y del derroche” y trabajar por una “cultura del encuentro” compartiendo con los pobres a través de cualquier acción de solidaridad, como signo de fraternidad.

Estamos viviendo momentos difíciles que han puesto en crisis muchas certezas.

Esta pandemia ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de muchísimas personas por su condición física o económica. Nos sentimos más pobres y débiles porque hemos experimentado el sentido del límite y la restricción de la libertad. La pérdida de trabajo, de los afectos más queridos y la falta de las relaciones interpersonales habituales han abierto de golpe horizontes que ya no estábamos acostumbrados a observar.

Vivimos un panorama en el que «los excluidos siguen esperando. Para poder sostener un estilo de vida que excluye a otros, o para poder entusiasmarse con ese ideal egoísta, se ha desarrollado una globalización de la indiferencia. Casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe»

En este día, se nos invita a la responsabilidad y al compromiso directo de todas aquellas personas que se sienten parte del mismo destino. Es una llamada a llevar las cargas de los más débiles.

Tender la mano nos hace descubrir, es un signo de proximidad, de solidaridad y de amor.

Hoy, un día más, se nos recuerda la necesidad de tender a mano al pobre y erradicar la desigualdad y la cultura del descarte. Eliminar la actitud de quienes tienen las manos en los bolsillos y no se dejan conmover por la pobreza, de la que a menudo son también cómplices.

Os invitamos a leer el mensaje del Papa para el día de hoy y a seguir apoyando nuestro trabajo.

Ayúdanos a seguir tendiendo la mano.

DONA AHORA

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *