Una de cada tres mujeres en el mundo sufre violencia sexual o física, en su mayoría, por parte de su pareja. La violencia contra las mujeres y las niñas constituye un reto para los derechos humanos en todo el mundo.

Desde que se desató el brote de la COVID-19, los nuevos datos e informes que presentan quienes están en primera línea revelan que se ha intensificado todo tipo de violencia contra las mujeres y las niñas, sobre todo, la violencia en el hogar. Esta pandemia ha puesto aún más en evidencia que es una emergencia mundial y que exige medidas urgentes de todas las personas, a todos los niveles y en todos los ámbitos.

La violencia estructural preexistente se agudiza y, por tanto, atenta aún más contra los derechos fundamentales contenidos en pactos internacionales y Constituciones de los propios países. Además de la violencia en el ámbito de la pareja o expareja, existen otras muchas que, aunque menos visibles, son igualmente preocupantes.

La comunidad mundial necesita escuchar la voz y las experiencias de las mujeres y las niñas y tener en cuenta sus necesidades, especialmente las de las supervivientes y las de aquellas que afrontan formas múltiples e interseccionales de discriminación. También hay que dar prioridad al liderazgo de las mujeres en la búsqueda de soluciones y que involucrar a los hombres en la lucha.

En FISC estamos comprometidas con la eliminación de la violencia contra las mujeres y nuestro plan pro-equidad de género se sustenta en tres líneas estratégicas: la eliminación de desigualdades de mujeres y hombres; el empoderamiento de las mujeres; el mainstreaming de género.

En Nicaragua, trabajamos de la mano de nuestra socia local, Redes de Solidaridad, en detección, prevención y apoyo a mujeres víctimas de violencia de género. En este video se muestra parte del trabajo:

En Colombia, trabajamos de la mano de la Compañía de Maria, con un triple enfoque: asistencia y apoyo terapéutico a víctimas de violencia; concienciación y formación a niños, niñas, adolescentes y a familias; y una última línea de incidencia que permita mejorar la coordinación entre las administraciones que trabajan en este ámbito. Más información de este proyecto aquí.

En España, trabajamos compartiendo experiencias, generando conocimiento, sensibilizando sobre esta problemática y uniéndonos a otras organizaciones. Un ejemplo, el  ”Encuentro Internacional de Intercambio de Experiencias de Empoderamiento de mujeres y prevención de la Violencia de Género“ del pasado 19 de Noviembre 2020, donde 65 personas intercambiamos intercambiar experiencias, logros y dificultades en este trabajo que nos han servido para encontrarnos y conocer trabajos y proyectos que nos iluminen en nuestro compromiso de lucha por la mejora de la vida de las mujeres. Algunas de las conclusiones de nuestro encuentro aquí.

En este día, 25 de noviembre, nos sumamos al manifiesto de la Coordinadora de Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo España (CONGDE).

Las mujeres en todo el mundo nos queremos diversas, libres, rebeldes, seguras y vivas para asegurar nuestros derechos y transformar la realidad.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *