Arrancamos un curso muy diferente a otros, en medio de una pandemia mundial que nos ha hecho tener que adaptar todas nuestras actividades tanto en terreno como las que hacemos a través de nuestras delegaciones en España. A pesar de la grave situación, iniciamos un curso con esperanza y con la mirada puesta en las personas más vulnerables que son las que mueven nuestro trabajo.

Algo que nos ha enseñado la pandemia es que los problemas son globales y que la vulnerabilidad de unas personas puede afectar a otras, lo que hace que nuestro trabajo sea cada vez más importante. Urge que nos unamos por cuidar de las personas, del planeta y de los bienes globales.

Con esta mirada arrancamos el curso planificando, pensando, debatiendo y organizándonos para dar respuesta a todos estos grandes retos, y lo hacemos de la mano de todas nuestras delegaciones: muchos voluntarios y voluntarias que nos acompañan.

¡Gracias!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *