En estos días tan difíciles y llenos de imprevistos, en los que el COVID-19 ocupa gran parte de nuestra cotidianeidad, sentimos como organización una fuerte responsabilidad social y compromiso para prevenir la propagación del virus.

Por ello, estamos siguiendo todas las recomendaciones y tomando todas las medidas que prioricen la salud de las personas que forman todo el equipo de la FISC (empleados, voluntarios, etc.). Por ello desde el pasado viernes 13 de Marzo, hemos paralizado todas las actividades que implican en contacto presencial y estamos trabajando desde nuestros propios hogares para frenar la curva de contagios cuanto antes. Todas nuestras oficinas, tanto nuestra sede central como las delegaciones permanecen cerradas.

Tenemos una importante preocupación por el impacto de esta crisis sanitaria sobre las personas y comunidades más vulnerables del planeta, especialmente en las regiones en las que trabajamos. Por lo que estamos muy pendientes de la situación y seguimos trabajando para que la ayuda internacional y la solidaridad no se frenen en aquellos contextos más vulnerables.

Estas amenazas nos recuerdan que los retos globales sólo podemos afrontarlos colaborando, cooperando y sumando fuerzas con el compromiso de que los derechos y la dignidad de las personas están por encima de todo y a su vez muy conectados en este mundo global.

Seguimos a vuestra disposición a través del email fisc-ongd@fisc-ongd.org

Gracias por vuestra comprensión y vuestro apoyo.

 

#MeQuedoEnCasa #FrenaLaCurva

#SeguimosDesdeCasa #ApoyoMutuo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *