Cada día de esta crisis nos pone a prueba como personas y como sociedades. En medio del dolor, la incertidumbre y el temor, surge también un clamor por recuperar la solidaridad como valor humano fundamental para construir nuestra sociedad y la sociedad global, para hacer un mundo más justo y más fraterno.

El COVID-19 no entiende de fronteras, pero sí de desigualdad y de pobreza. Vivir en un país en conflicto o con un sistema de salud frágil, convierte a cualquier persona en extremadamente vulnerable. Las poblaciones que ya están muy debilitadas por la falta de alimento, por la prevalencia de otras enfermedades, por encontrarse en entornos de inseguros o en condiciones económicas muy vulnerables, están viendo como estas situaciones se agravan notablemente. La situación en los países dónde trabajamos es muy distinta de uno a otro, pero esta problemática es común a todos.

Muchas personas están sirviendo en primera línea a las personas más vulnerables ante esta crisis dentro y fuera de nuestras fronteras. Y sufren al verse desbordadas. Sirven y reclaman más medios para poder seguir haciéndolo. Reclaman también que las medidas políticas que se adopten apuesten decididamente por estas personas, teniendo en cuenta todas las dimensiones de la situación. La cooperación, la acción social y la incidencia son puntos de apoyo de la acción de la Fundación Internacional de Solidaridad Compañía de María.

Pongamos el foco en las personas en situación de mayor vulnerabilidad, que nadie sea invisible y que nadie se quede atrás.

Como FISC, el compromiso con los colectivos más vulnerable es nuestra razón de ser, y queremos seguir atentas a lo que nuestras comunidades, nuestras copartes, nos cuentan sobre cómo esta crisis las está golpeando. Esta crisis global nos pone delante la evidente necesidad de salir todas y todos juntos de esta crisis. O nos salvamos juntos o no se salva nadie.

Necesitamos recuperar la solidaridad, necesitan tu solidaridad…

Tomar partido siempre es importante, ahora es imprescindible. Os invitamos a sumaros al esfuerzo haciéndote soci@, con una donación puntual o aumenta tu participación si ya colaboras.

Con tu aportación vamos a ayudar a mantener abierto el Dispensario de salud y el centro escolar en Nueva Vida, Nicaragua duramente golpeados por la crisis sanitaria del COVID-19; también contribuiremos con tu aportación a la construcción del complejo escolar en Dar es Salaam, Tanzania con escuela infantil, primaria y secundaria, que es el proyecto global que estamos apoyando TODOS LOS COLEGIOS DE LA COMPAÑÍA DE MARÍA Y FISC durante este año y el que viene. Además, con vuestra aportación, podremos ayudar a las familias afectadas por el COVID-19 en Haití donde tienen que hacer el reparto de comida casa por casa por la pandemia o podremos ayudar a proteger a jóvenes adolescentes víctimas de violencia sexual en Barranquilla, Colombia.

Ahora te desgravas más

El Real Decreto-ley 17/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueban medidas de apoyo al sector cultural y de carácter tributario para hacer frente al impacto económico y social del COVID-2019, incrementa en 5 puntos los porcentajes de deducción de los donativos realizado.

Para los primeros 150 euros la deducción pasa a ser 80% y de un 35% para el resto de donativos.

Muchas gracias ¡vamos a recuperar la solidaridad!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *